Todo sobre el cuidado de nuestras axilas

La depilación, el sol y los malos cuidados pueden hacer que nuestras axilas luzcan manchadas y descuidadas. Tal vez en invierno no nos parece un gran problema ya que normalmente van tapadas  , pero es cuando mayor atención debemos prestar al cuidado de esta zona para cuando llegue el momento de ponernos una camiseta sin mangas luzcamos unas axilas cuidadas.

Qué no hacer

  • Utilizar a menudo telas sintéticas en nuestras prendas puede llevar a una excesiva fricción que manche y oscurezca la zona.

desodorante de aerosol

  • También puede causar daños en la piel los químicos de los desodorantes en aerosol aplicado directamente: debe mantenerse una distancia de al menos seis centímetros. Evita utilizar uno si estás en tu casa y solo aplicalo cuando lo creas necesario.
  • También los  químicos de las cremas depilatorias oscurecen la piel y la manchan. Si aún así vas a depilarte con crema, debes enjuagarla con agua tibia y luego colocar una mascarilla hecha con tierra de batán para absorber todos los químicos.
  • La obesidad tampoco favorece, ya que el exceso de grasa y la piel sin tono muscular genera más manchas. Lo ideal es mantenerte en un peso saludable, ni por encima ni por debajo.

Cómo depilarse para tener unas axilas cuidadas

Según cómo nos depilemos, podemos tener axilas más o menos bonitas. Si tenemos el vello muy oscuro y nos afeitamos, probablemente se generen manchas y sombras, ya que se comienza a ver el nacimiento ya que no es arrancado de raíz.

afeitado de axilas

Por otra parte, las cremas depilatorias utilizadas a menudo pueden oscurecer la piel de la zona, además de que, como en el caso anterior, la raíz se sigue viendo. Los químicos de las cremas depilatorias dañan la piel, por lo cual no es un buen método diario para depilarte.

 

loading...

Con la cera, al ser removido de raíz cada vello, la sombra que se produce cuando te afeitas no se nota. Además, con el tiempo, cada vez menos vello nacerá, y por supuesto, será más débil, lo que te ayudará a tener unas axilas bonitas. Lo mismo sucede con las máquinas depilatorias eléctricas, siendo estas dos las mejores opciones.

Remedios caseros para axilas cuidadas

aclarar el pelo con limon

Existen muchos remedios naturales para unas axilas cuidadas, algunos tan simples que no lo podrás creer.

Un buen ejemplo es mezclar jugo de limón con bicarbonato de soda, aplicar sobre las axilas, dejar secar, limpiar y secar bien.

Si no, puedes frotar sobre la zona una rodaja de patata o un poco de jugo de la misma.

Otro punto a tener en cuenta es la exfoliación: puedes hacerla con una cucharada de limón, una de miel y una de azúcar. Aplica con movimientos circulares y deja veinte minutos, luego enjuaga con agua tibia.

Puedes utilizar alumbre con limón y miel, mezclando una cucharada de cada una y aplicando en la zona de las axilas, dejando actuar durante media hora. Básicamente, cualquier mezcla con limón sirve.

Si ves que la zona de las axilas está roja e irritada puede que tengas una infección bacterial y necesites alguna crema específica. En este caso consulta siempre a tu dermatólogo.

Un Comentario

  1. Cookie Alejandra