La caída del cabello

Estamos en verano las temperaturas están alcanzando sus cotas más altas en  toda España y no podremos salir de la piscina, playa, tomar el sol… Todo esto que suena tan apetecible para nosotras, no lo es tanto para nuestro cabello. El agua, el cloro, la sal y el sol son factores que tienen un efecto muy negativo para nuestro cabello, lo que se refleja en que su caída se incrementa considerablemente. Si otros veranos has tenido este problema, aquí tienes una serie de medidas que puedes tomar para evitarlo.

¿Qué puedes hacer para evitar la caída del cabello en verano?

  •  Evita las exposiciones prolongadas al sol .
  •  Aprovecha que los sombreros están de moda y úsalos.

trucos para proteger el cabello 3

  • Enjuágate el pelo con agua dulce después de cada baño y evitarás los efectos negativos de la sal.

trucos para proteger el cabello 1

  • Tener el pelo limpio es importante durante todo el año, pero hay que prestar una mayor atención en esta época, ya que, debido al sudor, se ensucia con más facilidad.
  • Evitar el uso del secador o las planchas.

 

Pero independientemente de la época del año en que nos encontremos, podemos cuidar de nuestro cabello desde el interior como desde el exterior:

loading...

 La alimentación puede prevenir la caída del cabello:

alimentacion para evitar la caida del cabello

Gran parte de la composición del cabello la forman vitaminas y minerales como el magnesio, el silicio, el selenio y el cobre y su déficit puede provocar su rotura, un regeneramiento lento y daños en su estructura, por lo que hay ciertos alimentos que previenen este problema  como los ricos en vitamina A, vitamina B, vitamina C, biotina, cobre, hierro, zinc, proteínas y agua.

  • La biotina se absorbe con las comidas y lo genera nuestro intestino. Para aumentar la ingesta de biotina, los alimentos que debemos comer son cereales, huevos e hígado.
  • Acido fólico en nuestro organismo  interviene en la multiplicación de las células y en la formación de glóbulos blancos y rojos. Obtienes ácido fólico del zumo de naranja, el aguacate, la remolacha y el brócoli.
  • La carne, los cereales integrales y los frutos secos son alimentos que contribuyen a que tengamos en el organismo la cantidad suficiente de vitamina B que necesitamos.
  •  Los frutos secos son especialmente beneficiosos para que el pelo no se rompa.
  • Las almejas, los pistachos, las lentejas y los mejillones son comidas que contienen una gran cantidad de hierro, un elemento fundamental.
  • El magnesio lo aportan los frutos secos, las legumbres y el marisco.
  • El sicilio lo conseguimos con los cereales integrales.
  • El selenio lo encontramos en alimentos como las judías, los ajos, las setas y los champiñones.

 Ademas, podemos proteger y prevenir la caída del cabello desde fuera con aceites protectores y mascarillas caseras.

trucos para proteger el cabello 2

  • Aceite de almendras dulces, que nos ayudará a evitar que se queme y aportará un brillo natural al instante si lo aplicamos durante 10 minutos después de la primera jabonada, aclaramos y volvemos a enjabonar.
  •  Otra opción es mezclar una cucharada de aceite de oliva con la misma medida de yogur natural y mezclamos hasta formar una pasta homogénea, aplicamos en el cabello y dejamos actuar durante 20 minutos, aclaramos con agua y listo.
  •  Además de estas variedades, también podemos utilizar el aceite de semilla de lino, el aceite de jojoba, rico en vitaminas C y E, o el aceite de argán tanto antes como después de la exposición al sol.
  •  Cataplasma formado por hojas de menta hervidas con vinagre de manzana, rúcula fresca, y dos cucharadas de zumo de limón. Aplicar en el cabello, dejar actuar durante 20 minutos y aclarar después con agua tibia.

 

Ten en cuenta que durante los meses de junio y noviembre es cuando se produce la muda natural del pelo, por lo que es perfectamente normal que se te caiga el pelo más de lo habitual pero si perdura en el tiempo, lo mejor es que pidas consejo a un especialista ya que puede que se deba a causas como la anemia, las enfermedades ginecológicas, los problemas endocrinos, la lactancia, la menopausia o el embarazo.

Si te ha resultado interesante este artículo, dejanos tú comentario y no olvides compartirlo con tus amistades en las redes sociales.