Reduce el dolor de la depilación con cera

Aunque existen muchísimas técnicas innovadoras para acabar con el vello no deseado como el láser o la fotodepilación, somos muchas las que todavía seguimos haciendo uso de las más tradicionales y nos depilamos con cera en casa o en algún centro de estética. Si tú también eres una de ellas, seguro que más de una vez te has preguntado qué hacer para que el proceso no sea tan doloroso y tu piel quede perfecta. En chicastips te damos la solución mostrándote algunos trucos que son ideales para reducir el dolor de la depilación con cera, ¡pruébalos y evita que esta tarea se convierta en todo un sacrificio!

No depilarse durante la menstruación

¿Sabías que durante la menstruación o en los días anteriores y posteriores a ella, la depilación resulta más dolorosa? Esto es porque en esos días, la piel se encuentra mucho más sensible de lo habitual y se vuelve más delicada ante cualquier tratamiento estético. Por ello y si normalmente no soportas el dolor de la cera, te aconsejamos posponer la depilación y dejarla para otro momento.

Baño de agua caliente

 

Tomar un baño o mojar la zona a depilar con agua caliente unos minutos antes de aplicar la cera, es una buena forma de reducir el dolor que causa la extracción del vello. Con el calor del agua, los poros se abren y el pelo se vuelve más débil, siendo mucho más fácil eliminarlo de raíz. Solo tienes que procurar que tu piel esté completamente seca cuando vayas a colocar la cera sobre ella.

Exfoliar la piel

exfoliante casero

Las cremas exfoliantes corporales son también perfectas aliadas para reducir el dolor de la depilación con cera. Si tu piel está libre de células muertas y residuos, los poros estarán mucho más abiertos y podrás extraer el vello sin sentir grandes molestias. Además, la zona quedará suave al tacto y muy lisa. Échale un ojo al artículo exfoliante casero con aroma frutal.

loading...

Usar polvo de talco

polvos de talco

Este es un truco que a muchas chicas les funciona: se trata de aplicar unos minutos antes un poco de polvo de talco sobre la parte del cuerpo que vayas a depilar. Verás como la cera queda mejor adherida al pelo, sin quedarse pegada en la piel al retirarla y sin dejar esos restos tan difíciles de quitar.

Aplicar hielo

hielo

Insensibilizar la piel de la zona con el frío extremo del hielo es otro método casero efectivo que reduce los dolores de la depilación con cera. Eso sí, deberás tener mucho cuidado y comprobar la temperatura de la cera caliente antes de aplicarla, de lo contrario podría ocasionarte quemaduras en la piel al no percibir muy bien el calor de la misma.

Cremas insensibilizantes

En las farmacias puedes encontrar cremas específicamente diseñadas para aplicarlas antes de cualquier tratamiento de depilación y evitar las molestias. Tienen un ligero efecto anestesiante que dejan la zona adormecida haciendo que los tirones no sean tan dolorosos. Además, suelen proteger la piel de posibles irritaciones y rojeces que pueda causar la cera.

¡No olvides hidratar la piel con una buena crema corporal al finalizar la depilación!

¿Utilizas algún otro truco para reducir el dolor a la hora de depilarte? Compártelo con nosotras dejándonos un comentario.

Las lectoras llegaron a este artículo buscando: