Dolor en las articulaciones – Causas y tratamiento

A veces tendemos a creer que somos demasiado jóvenes para padecer de artritis o problemas articulares, ¿verdad?. Tus rodillas en ocasiones se resienten cuando utilizas las escaleras o incluso tu cadera te causa dolor al acabar una larga caminata, pero crees que el dolor articular tan solo sucede a personas con elevada edad. Te recomendamos que continues leyendo el artículo que hemos preparado hoy, pues esto te interesará.

“Los síntomas de la osteoartritis, que es la forma más común de artritis, se están presentando en los hombres y las mujeres de 40 y 50 años, e incluso más jóvenes.”

La osteoartritis (OA) es causada por el desgaste que viene con el envejecimiento: El cartílago de la articulación se desgasta con el tiempo, por lo que da lugar a una frotación directa de hueso contra hueso, provocando así la inflamación y el dolor.

También la pueden padecer prematuramente jóvenes que hayan practicado algún deporte de contacto agresivo por un tiempo prolongado, deportes tales como rugby, fútbol, baloncesto, entre otros, favorecen al desgaste del cartílago acelerando sus consecuencias.

Prevención artritis

Tomando las precauciones adecuadas, puedes evitar o tratar los síntomas de la artritis a cualquier edad, sin necesidad de medicamentos (algo que siempre apoyamos desde chicastips). Te sugerimos que sigas los siguientes consejos que detallamos para prevenir la aparición de artritis o para el tratamiento de un caso existente.

1. Bajar de peso

Este es un hecho que pasa desapercibido para un gran número de personas, o que no se le da la importancia necesaria, pero es más importante de lo que a priori pueda parecer. En chicastips te ofrecemos numerosas y variadas dietas para ayudarte con esta tarea, así que, ¡no tienes escusa!

La grasa corporal adicional provoca una mayor tensión en todas las articulaciones, particularmente las que soportan el peso en las rodillas, las caderas y los tobillos. Desde estas articulaciones se absorbe la presión concentrada de los kilos de más, haciendo que la erosión del cartílago y artrosis sea más vulnerable.

El exceso de peso también puede producir compuestos inflamatorios que harán que nuestro dolor empeore. Los datos muestran que por cada quilo que pierdes, añades una protección extra a tus articulaciones.

2. Come alimentos sanos

ensalada de pepino y tomates

Una dieta adecuada puede ayudar a evitar la osteoartritis. Se recomienda un plan de alimentación antiinflamatorio, en cuya dieta se incluyan bastantes frutas y verduras, granos integrales, grasas omega-3 de pescado, aceite de oliva y nueces.

Debes intentar evitar en la medida de lo posible la carne roja, productos lácteos, aceites vegetales poliinsaturados (tales como el cártamo, girasol, soja, maní y maíz), cereales refinados(pan blanco, pastas de harina blanca), azúcares , y todos los alimentos procesados que no aportan grasas saludables. Es algo complicado, lo sabemos, pero sin duda merecerá la pena el esfuerzo 😉 .

 

3. No seas adicta a la televisión

adicta a la television

Cuando realices ejercicio, ten en cuenta siempre de buscar un equilibrio adecuado a tí, ya que el exceso de intensidad puede causar tensión y lesión de la articulación, lo que puede desencadenar o empeorar la OA sus síntomas. Pero estar siempre sentada en el sofá de manera pasiva y siendo una adicta a la televisión hace que nuestros músculos se debiliten, y con ello las articulaciones lo cual conduce a una desestabilización en nuestro cuerpo. Así que hay que buscar siempre un término medio.

¿La solución? ejercicio de bajo impacto, son todos aquellos ejercicios que sean beneficiosos para nuestra articulación, tales como caminar, bicicleta estática, o hacer ejercicio en una piscina climatizada para 20 a 30 minutos cuatro o cinco veces a la semana. (Ten en cuenta que los entrenamientos en el agua son más beneficiosos para nuestras articulaciones que las actividades realizadas en tierra o asfalto, además  el agua caliente nos ayuda a aliviar la tensión muscular.)

4. Consulte a un fisioterapeuta

fisoterapeuta

Siempre lo recomendamos, si padece algún dolor lo primero que debe hacer es consultar con su médico antes de tomar decisiones precipitadas, si él lo cree conveniente, le recomendará que visite a un buen terapeuta para tratar con suavidad nuestros movimientos articulares y dar sesiones localizadas específicas. Si eres una persona que suele hacer deporte o realizas trabajos físicos que implican movimientos repetitivos, visitar a un fisioterapeuta es más que recomendable con el fin de prevenir dolores más agudos. Ten en cuenta siempre mantener una forma ergonómica correcta, tomar descansos frecuentes y estirar de vez en cuando, no lo olvides 😉 .

5. Verificar niveles de vitamina D

Estudios han determinado que niveles deficientes de la “vitamina del sol” (el cuerpo produce vitamina D de los rayos del sol) pueden estar relacionados con altas tasas de osteoartritis, así como el dolor crónico y la discapacidad en pacientes con artrosis. Así que es recomendable realizarse un análisis para visualizar los niveles de vitamina D en nuestro cuerpo.

Si los análisis determinan que tiene una deficiencia de vitamina D, comience a tomar suplementos diarios de vitamina D3 de al menos 2.000 UI, y obtener 15 minutos de luz solar directa al mediodía todos los días. (La cantidad exacta de la luz solar que necesita varía dependiendo de su tipo de piel, la ubicación geográfica, y el índice UV en un día determinado, por lo que se recomienda hablar con su médico para obtener unas indicaciones más precisas.)

6. Usar tacones bajos

tacones bajos

Si ya se ha diagnosticado algún problema relacionado a las articulaciones, ni que decir tiene que no se recomienda el uso de tacones tacones altos, incluso si llevamos un traje formal. Esto es debido a que los tacones más altos someten a una mayor tensión articular a nuestras rodillas y podría desempeñar un papel muy importante en el avance de la osteoartritis.

Trucos/consejos para aliviar el dolor

El dolor de la osteoartritis puede ser debilitante y bastante doloroso. Los siguientes consejos le ayudarán a aliviar en la medida de lo posible el dolor y ayudarle a mejorar su calidad de vida en general.

Meditación

nervio ciatico 5

Se recomienda la práctica de ejercicios de respiración lenta y profunda para ayudar a aliviar la mente y reducir el malestar. Podemos tomar una clase de mediación formal, donde el ejercicio será básicamente el de sentarnos y mantenernos conscientes en todo momento de lo que sucede en nuestro interior, entorno a unos 20 – 30 minutos diarios.

Esto debido al ajetreo de nuestro día a día puede resultar bastante complejo, así que con estar relajados, concentrados y en silencio durante 5 minutos en un ambiente tranquilo, puede ser más que suficiente. ¡Lo importante es hacerlo!

Tratamiento de la depresión

Si el dolor crónico que poseemos, nos impide hacer aquello que nos gusta, podemos tener riesgo de depresión, que a su vez hará que nuestro dolor aumente. Si experimentamos algún síntoma depresivo, falta de apetito, falta de deseo para hacer casi cualquier tarea y una cierta apatía, se recomienda visitar a un profesional con el fin de tratar de una manera más profunda estos síntomas, sin duda nos ayudará a sentirnos mucho mejor.

Probar la acupuntura

acupuntura

La acupuntura consiste en el uso de agujas para estimular puntos específicos de nuestro cuerpo, la acupuntura puede liberar endorfinas analgésicas y productos químicos de la inflamación-domar de una manera natural, que nuestro propio cuerpo libera. Una investigación reciente encontró que pacientes que recibieron 23 tratamientos durante seis meses experimentaron menos dolor en las articulaciones que los que no lo hicieron. Así que por extraño que pueda parecerte este tratamiento, ¡no lo descartes!

Recibir un masaje

El masaje tradicional puede ayudar a la artritis mediante el aumento del flujo sanguíneo a las articulaciones, así que no descartes la opción de masajes periódicos con el fin de mejorar. Habla con tu fisioterapeuta, la mayoría incluye este tipo de servicios.

Práctica de Tai Chi

Los movimientos lentos del Tai chi pueden ayudar a restaurar el equilibrio y fortalecer los músculos sin hacer hincapié en las articulaciones. Practicaremos al menos durante una hora, dos veces por semana estos ejercicios, verás como cuando comiences a aprenderlos, te sentirás mucho mejor por dentro, por fuera y no querrás dejarlos.

Para ello, dejamos un vídeo que os puede venir genial a modo de iniciación de Tai Chi, para practicar en casa:

Realizar hidroterapia de contraste

La hidroterapia de contraste consiste en sumergir una articulación dolorida, como una mano o un pie, en un recipiente con agua caliente (entre 38 y 44 grados centígrados) durante tres minutos y luego cambiar a fría (entre 10 y 20 grados centígrados) durante 30 segundos. Deberemos repetir esta secuencia de frío-calor dos veces más, aunque también se aconseja terminar con un baño de agua fría.

De esta manera conseguiremos provocar una vasoconstricción y vasodilatación cutánea consiguiendo con ello una circulación local en la parte afectada, de una manera muy concentrada.

Hasta aquí nuestro artículo para combatir el dolor de articulaciones, ¿tienes algún consejo personal que funcione y lleves a cabo? Déjanos un comentario pues nuestras lectoras lo agradecerán. Si te ha gustado el artículo, ayúdanos difundiéndolo en tus redes sociales 🙂 .

Las lectoras llegaron a este artículo buscando: