9 señales claras de que Dios te ha llamado o elegido.

Prepárate para desvelar los nueve indicios indiscutibles de que el llamado celestial ha resonado en tu corazón.

Índice
  1. Indicio número uno: Un anhelo insaciable por la justicia.
  2. Indicio número dos: Te condenas con facilidad.
  3. Indicio número tres: Tus relaciones sociales cambian.
  4. Indicio número cuatro: Pruebas y tentaciones se multiplican.
  5. Indicio número cinco: Te llenas de autoridad.
  6. Indicio número seis: La persecución sigue al llamado.
  7. Indicio número siete: Visiones oníricas y revelaciones divinas.
  8. Indicio número ocho: El rechazo de la injusticia agita tu ser.
  9. Indicio número nueve: Elevas tu conciencia de Dios.

Indicio número uno: Un anhelo insaciable por la justicia.

Las llamas de un deseo ferviente por la justicia espiritual son una de las más brillantes luces que iluminan tu camino hacia un llamado divino. Cuando lo celestial te toca, tu interior cobra una vitalidad nueva, un fervoroso ardor por lo sagrado. Como Jesús dejó claro en Mateo cinco, "Bienaventurados los que anhelan la Justicia, porque ellos serán satisfechos."

Puedes encontrarte irresistiblemente seducido por la lectura de textos sagrados, absorbiendo sermones, o estableciendo con otras almas éxtasis espirituales que elevarán tu ser. Esto va más allá de la mera curiosidad, es un fuego que no deja de arder. Dios insufla en ti sabiduría y fuerza, para que tu espíritu se eleve.

Te puede interesar:Las personas con un don espiritual se ven afectadas por estas 10 cosas extrañasLas personas con un don espiritual se ven afectadas por estas 10 cosas extrañas
hqdefault

Indicio número dos: Te condenas con facilidad.

El sentimiento de culpa se intensifica cuando eres elegido por lo divino. Cada desviación provoca en ti un remordimiento más fuerte que en aquellos que aún no han experimentado el llamado. Esto es porque un llamado divino es también una invitación a alejarte de los pecados y la penitencia será la brújula que te guíe por el camino de la redención. Siente esta culpa no como un castigo sino como una ducha purificadora que limpia tu alma.

Indicio número tres: Tus relaciones sociales cambian.

Aquellos que te rodeaban antes pueden comenzar a alejarse cuando respondes al llamado divino. Tus antiguas prioridades se esfuman y puedes sentirte inclinado a cortar lazos con aquellos que, tal vez, no entienden o comparten tu propósito divino.

En el Evangelio de Juan, muchos de los seguidores de Jesús tomaron rumbos diferentes, y tal revuelo en tus relaciones puede ser desalentador. No obstante, todo cambio tiende hacia tu crecimiento personal y espiritual. Mantén la fe si te encuentras en este punto de transición.

Te puede interesar:LOS 11 SUEÑOS que Indican que DIOS te Ha Llamado | Sueños y Visiones ProféticasLOS 11 SUEÑOS que Indican que DIOS te Ha Llamado | Sueños y Visiones Proféticas

Indicio número cuatro: Pruebas y tentaciones se multiplican.

Si antes las tentaciones formaban parte de tu día a día, es posible que veas cómo ahora han aumentado. A diferencia de lo que se pudiera pensar, los obstáculos se hacen más grandes tras un llamado divino ya que el camino hacia Dios no es un pasaje libre de tribulaciones sino un recorrido lleno de desafíos que evaluarán tu devoción y tu entrega.

Indicio número cinco: Te llenas de autoridad.

Al escuchar el llamado de Dios, recibes un regalo: el del poder y la autoridad divinos, cuyo verdadero significado no reside en el dominio de los demás sino en el dominio verdadero de uno mismo para actuar al servicio de los demás.

Indicio número seis: La persecución sigue al llamado.

No te extrañes si te sientes juzgado o criticado. Al responder al llamado divino, te comprometes a seguir un camino que no todos entenderán ni apoyarán. Pero, recuerda, estás respondiendo a un llamado de una magnitud que trasciende a los individuos.

Indicio número siete: Visiones oníricas y revelaciones divinas.

Dios puede elegir el lienzo de tus sueños para plasmar su mensaje, iluminar tu camino y afirmar su llamado divino. Podrías encontrarte soñando que estás frente a multitudes, impartiendo sagradas enseñanzas, liderando rituales de adoración y alabanza, evidenciando de esta forma, que eres un canal de su amor y sabiduría.

Es posible que fluyan sueños recurrentes en los que venerables hombres y mujeres de Dios te predicen, lo que sugiere que el Espíritu está haciendo su trabajo, ministra tu alma incluso mientras duermes. En algunos casos extraordinarios, en el teatro de tus sueños, pueden entrar actores celestiales, ángeles que te visitan, o incluso te ves realizando milagros ante tus propios ojos soñadores. Estas experiencias visionarias son testigos de que el Creador ha puesto su mano sobre ti.

9 senales claras de que Dios te ha elegido.

Indicio número ocho: El rechazo de la injusticia agita tu ser.

Con el llamado divino, se abre una nueva antena en tu corazón; una que vibra con fuerza en presencia de la injusticia y el desamparo, y te impulsa a luchar contra el mal y a alzar la voz por quienes no pueden. Esta es una señal clarísima de que Dios te ha elegido para que seas un vocero de la justicia y la rectitud en el mundo.

Indicio número nueve: Elevas tu conciencia de Dios.

Otra señal poderosa y conmovedora de que has sido elegido por lo divino es la redefinición de tu percepción del mundo. De repente, todo lo que haces y todo lo que piensas se ve teñido con la esencia de lo divino. Tu enfoque cambia, tu voluntad se sincroniza con la de Dios y tus acciones empiezan a resonar con la melodía del bien común.

Y así, vemos desplegarse ante nosotros como un mapa celestial, las nueve señales inequívocas de que has sido llamado por lo divino.

Si disfrutas de nuestras narraciones y exploraciones espirituales, te animo a que te suscribas a nuestro canal. Acompáñanos en esta travesía hacia la comprensión de los misterios divinos. Agradezco tu presencia y tu atención, y espero verte de nuevo en nuestro próximo encuentro.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 9 señales claras de que Dios te ha llamado o elegido. puedes visitar la categoría Espiritualidad.

Subir

Usamos Cookies. info